EN MEMORIA DE LAS VÍCTIMAS DEL HOLOCAUSTO

No queremos dejar pasar este año la ocasión de recordar a quienes fueron perseguidos por su raza, a quienes perdieron su vida en los campos de exterminio centro-europeos y a quienes sobrevivieron con profundas heridas en su alma. Los recordamos a través de los libros que se han ambientado en aquellas circunstancias, hace más de setenta años. Algunos ficciones, pero otros testimonio terrible de los que padecieron la crueldad de unos y la insensibilidad temerosa de muchos.
Sin destino (2005)
Volvemos al recuerdo de los días escondidos de Ana Frank; de la amistad entre niños a ambos lados de la alambrada de El niño con el pijama de rayas; de la escalada de la persecución nazi desde los ojos de los niños en La ladrona de libros; de la huida en Cuando Hitler robó el conejo rosa; de la atrocidad real de los campos para un adolescente en Sin destino; de la sutil inhumanidad de Paradero desconocido; del sufrimiento de un superviviente del Holocausto en los dibujos de su hijo en Maus.
Ana, Boyne, Kertz, Zusak, Kerr, Taylor o Spiegelman nos ayudan a no olvidar para ser más humanos.